Con el nombre de SoundBite se presenta un nuevo audífono de conducción osea nada corriente, el nombre proviene de una frase norteamericana para referirse a sonidos breves que expresan “una mordida de información”, se caracteriza por una frase corta o una frase que captura la esencia de lo que el orador estaba tratando de decir.

La novedad de  SoundBite dentro de los audífonos de conducción osea es que el emisor  del sonido realiza su función directamente desde los dientes (de ahí lo de morder la información) para llegar hasta los huesos del cráneo por “conducción ósea” que serán los encargados de llevar esas pequeñas vibraciones hasta el oído interno.

Módulo exterior de SoundBite que se lleva colgado en la oreja

El audífono consta de dos partes:

Un módulo exterior que se lleva colgado detrás del pabellón auditivo del oído que sufre la perdida, como si de un audífono miniBte tradicional se tratara, que actuará como receptor y emisor de las señales de forma inalámbrica hacia el módulo interno que va entre los dientes.

Este avance científico y tecnológico será sin duda beneficioso para las personas con discapacidad auditiva total o parcial de uno de los dos oídos, ya que permitirá recuperar la capacidad de escuchar y eliminar los problemas de equilibrio asociados.

Además, según indica Ignacio Cobeta, Jefe de servicio de Otorrinología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, en una Noticia publicada por el Mundo, el invento será beneficioso “Fundamentalmente para quienes tienen una hipoacusia de transmisión, es decir, cuando la lesión se encuentra en el oído externo o medio, y por alguna razón no pueden llevar un audífono convencional (por infecciones repetidas, generalmente). No son casos muy frecuentes”.

Para estos pacientes, también existe otra opción: una técnica llamada Baha (Bone-Anchored Hearing Aid, sus siglas en inglés). “Consiste en implantar un audífono que queda anclado en el hueso. Se realiza una incisión en la piel, por detrás de la oreja, se coloca un vibrador en el hueso del cráneo y éste será el que transmita el sonido que recoge un micrófono externo al oído interior”, explica el doctor Cobeta.

El tratamiento para los afectados por este tipo de lesiones varía en función del elemento desencadenante (algunas otitis, perforaciones de la membrana del tímpano…) y tradicionalmente se corrige con medicamentos o a través de la cirugía.

La ventaja del invento es que no requiere cirugía, ya que la prótesis dental se fabrica con un pequeño molde a medida de cada persona convirtiéndolo en invisible y mejorando algunos inconvenientes de las varillas auditivas, antecesoras de este modelo.

Las varillas auditivas se siguen utilizando con gran éxito desde que se ha mejora su aspecto, adaptabilidad a los distintos modelos de gafas aunque siguen contando con el inconveniente de la necesidad de llevar monturas donde ajustarlas.

Posiblemente este sistema de ajuste entre los dientes pueda significar un pequeño inconveniente por la necesidad de realizar una prótesis a medida, pero no deja de ser un sustituto incluso para los que hayan presentado rechazo a los implantes BAHA.

 

Be Sociable, Share!

Este artículo fue publicado el miércoles, 27th agosto, 2014 a las 10:05 am y está archivado en Avances Tecnológicos, Elección de la Ayuda Auditiva, Noticias. Puedes dejar un comentario y seguir cualquier comentario a este artículo a través del RSS 2.0 feed.

Deja un comentario